Quintana y las velas de papel

Muchos escaladores de moda han acaparado titulares, artículos o temas y temas en foros. Pero las modas son eso, modas, y en sólo una temporada se ha deshecho el encanto, la ligereza y el resultado, pasando poco a poco primero al diván de las dudas y más tarde al más absoluto olvido.

Nairo es el primero en mucho tiempo que da la sensación de durar en el candelero. Su estilo ligero es, además, constante, acompañado de una brillante forma de trabajar que aún contradiciendo las normas exitosas que han prevalecido durante años en un equipo de tanta tradición como el suyo.

Es el escalador con capacidad para romper pelotones, destrozarlos y aún así ganar. Un pájaro capaz de imponerse a las máquinas más potentes del mundo. Sus alas, firmes y duras, no parecen del papel que parecían las demás.

Por tanto, Quintana no da sensación de ser moda, sino un ocupa de larga duración. En los parámetros actuales Giro, Tour y Vuelta se le adaptan como un guante. No hay mejor garantía que esa. Si mantiene el hambre, la personalidad y la constancia, el nuevo dominador del ciclismo ya tiene nombre.

Más noticias:

Luis León Sánchez a Caja Rural

Ciclismo español, la generación de las vacas flacas

Esa cara de Andy Schleck

¿Froome en Movistar?

Castroviejo, el vueltómano recortado

¿Qué ciclismo te gusta más?

El cambio radical de Gilbert

Tiralongo, el enemigo de Contador

Amets Txurruka, un paso adelante

Nibali, magia y orgullo hechos ciclista

Joaquín Rodríguez y el cambio de tendencia

¿Es Oleg Tinkov bueno para el ciclismo?

Alejandro Valverde corre más y gana menos

Los ataques lejanos de Contador

Italia sueña con el duelo Valverde – Purito

Rubén Plaza, lo que podría haber sido y no fue

¿Qué será de Juanjo Cobo?

La única puerta abierta para Samuel Sánchez y Seeldrayers

La gran celda de Tom Boonen

El antes y el después de Pablo Lastras

Los dos caminos de Michal Kwiatkowski

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.