,

Stybar, el nuevo Chavanel

El checo será pieza clave en el potentísimo Omega que se ha construido alrededor de Cavendish y Boonen. Cumplirá la función que deja vacante el bravo francés, que prueba suerte como líder del IamCycling suizo. Un papel que interpretará a la perfección, puesto que, aunque distintas, sus condiciones son similares.

Ese rol consiste en ser de los últimos en trabajar, pero con galones para ser peón en operaciones tácticas y estratégicas. Stybar te garantiza que si las piedras no le empujan al suelo o la forma no le acompaña Omega contará con dos gallos en la parte decisiva de la carrera. Y eso es oro, más aún con la mejora sustancial de la clase media en el ciclismo.

Ningún otro conjunto reune tal calidad para esos impases finales en los que se deciden las pruebas más importantes de un día. El problema estará en el ego de la estrella belga o en el hecho de que la plaga de lesiones que sufrió en 2013 se repita. En tal supuesto se romperían todos esos esquemas, con mucho peso (demadiado) para una de las promesas más aventajadas de este tipo de clásica.

Más noticias:

Nairo Quintana, diez razones para elegir el Giro

Otro Marc Márquez, un nuevo Contador

El ex-corredor Samuel Sánchez

Dani Navarro, cabeza de líder

Pozzato, el talento y el desperdicio

Galería de fotos: Mont Ventoux

La nueva responsabilidad de Henao

Los sprinters de Movistar

La gran oportunidad de Mikel Nieve

El paralelismo entre Aru y Nibali

El enésimo tropiezo de Valverde

¿Wiggins y Froome de nuevo juntos en el Tour?

Voeckler, osadía de World Tour

Luis León Sánchez a Caja Rural

Ciclismo español, la generación de las vacas flacas

Castroviejo, el vueltómano recortado

¿Qué ciclismo te gusta más?

El cambio radical de Gilbert

Tiralongo, el enemigo de Contador

Alejandro Valverde corre más y gana menos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.