Tejay Van Garderen: "Nunca he tenido ídolos"

Nacido el 12 de agosto de 1988, el norteamericano de Washington dejó el HTC-Columbia en 2011 para firmar por el conjunto del BMC. Lejos de ir a menos, el maillot blanco de mejor joven ha crecido en cada temporada, siendo considerado ya como una de las más firmes promesas del ciclismo actual.

Formado en el Rabobank Continental, sus cualidades son muchas. Es bueno en la escalada, pero destaca, sobre todo, en la contrarreloj. Cada año parece mejor y ya son muchos los que le sitúan próximo al podio del Tour. 2013 será un año muy importante para calibrar su techo, aunque a sus 25 años es difícil de imaginar.

Maillot blanco del Tour pasado, ¿sientes presión de defenderlo?

TEJAY VAN GARDEREN: No era de verdad mi intención de obtener el maillot de los jóvenes el añdo pasado. Simplemente sucedió que tuve la suficiente energía de ayudar a Cadel Evans al mismo tiempo que el equipo me dio flexibilidad para ir a por ello. Pero no, no es un objetivo para este Tour.

Durante el Tour hubo rumores de que la relación entre tú y Cadel Evans no era muy buena. ¿Hasta qué punto es cierto?

TVG: Cadel es muy meticuloso con su preparación para el Tour y en su forma de correrlo. Él tiene mucha más experiencia que yo en esta carrera y en las grandes vueltas y yo sólo puedo pasar tiempo con él y aprender. Este año haré lo mismo: hacer todo lo que pueda para ayudarle en todo lo que necesite. Ya ha ganado la carrera, por lo que sabemos que es capaz.

Sólo has corrido en dos ocasiones el Tour. ¿Qué significa esta carrera para ti?

TVG: El Tour de Francia es la carrera más prestigiosa y más vista del mundo. Así que, por supuesto, significa mucho para mí. Hacerlo bien allí es mi gran objetivo de la temporada.

Sin embargo, tu primera grande fue en España, en la Vuelta. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Te sirvió para darte cuenta de que podías aspirar a hacer buenas generales?

TVG: Aquella carrera consistió más en sobrevivir que en otra cosa. Tuve una especie de virus estomacal durante la última semana y tal vez por eso mi rendimiento bajó. En aquel momento sólo 5-6 días ya eran mucho para mí, mi cuerpo no estaba hecho. Ahora es muy diferente.

Vamos a hablar un poco sobre cómo llegaste al ciclismo. ¿Cómo y por qué?

TVG: Mi padre, Marcel, es holandés, así que creció con una bicicleta. Cuando cumplí ocho años comencé a salir con él de vez en cuando, aunque no podía seguirle. Años después, habiendo crecido un poco, me compró una bicicleta de mi tamaño y ya sí que tenía capacidad para seguirle. Comenzamos a hacer salidas en grupo los martes por la noche. Fue genial compartir esto con él. Buscamos también dónde se iban a celebrar los nacionales junior y viajamos alrededor del país.

¿Cómo te definirías como corredor?

TVG: Sobre todo soy un hombre de vueltas por etapas. Esa es mi fuerza debido a que soy un buen escalador y un buen contrarrelojista. Como sé que esas dos facetas son en las que pierdo más tiempo, las trabajo en invierno, fuera de temporada. Hago pruebas de posición en el túnel del viento, y al mismo tiempo me centro en mejorar mi escalada.

¿Tenías ídolos en tu juventud?

TVG: Siendo sincero, no. Nunca he tenido ídolos ciclistas. Aunque estoy al tanto de la historia de este deporte.

Curioso habiendo tenido corredores tan buenos en EEUU como Lemond. Por cierto, ambos lograsteis el maillot blanco en París. ¿Puede haber más paralelismos?

TVG: Hay dos corredores americanos que primero vistieron el blanco y más tarde se llevaron grandes vueltas: Greg Lemond y Andy Hampsten. Son campeones de verdad. Me gustaría que mi legado no fuese sólo ganar esta clasificación, sino que mi carrera sea mucho más amplia. Pero es un honor haber logrado el maillot y es un buen indicador para el futuro, sin duda.

No quisiera preguntar por tu inicio en Rabobank. ¿Qué nos puedes contar de la experiencia?

TVG: Llegué a la categoría profesional a una edad muy temprana. Allí aprendí sobre todo en qué consistía todo el trabajo que rodea a un profesional, la forma de correr: ataque, escapada, cazado y vuelta a empezar. Las rutinas también son importantes. En junior y sub-23 parecía que todos atacaban sin ningún motivo. También aprendí un nuevo idioma y gracias a ello habló muy bien el holandés.

Realizada en abril de 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.