,

Un 2013 perfecto para Movistar

El conjunto español ha sido premiado por la UCI debido a la puntuación obtenida en las carreras del calendario World Tour. Muchos éxitos, pero sobre todo sensación de que hay margen de mejora. Con una pléyade de ciclistas que podrían ser líderes del resto de conjuntos, el Movistar parte en 2014 como el equipo a batir. 

El problema va a ser la exigencia. El listón se encuentra muy alto y todo lo que no alcance las grandes victorias o una mejoría con respecto a esta temporada será objeto de crítica, al igual que sucede con los propios ciclistas. En las grandes sólo les ha faltado pisar el podio del Giro, donde han vestido la maglia rosa con Intxausti y se hicieron con cuatro etapas a cargo de Visconti -dos-, el propio Beñat y Alex Dowsett.

En el Tour fueron los grandes animadores, con un muy ofensivo equipo en los Pirineos, donde desarbolaron al todopoderoso Sky, aunque les faltó el remate. Nairo Quintana y Alejandro Valverde estuvieron muy brillantes en dicha fase. El colombiano se hizo con una etapa y el segundo podio -más la montaña y la clasificación de los jóvenes-, a lo que se añadieron las gestas de Rui Costa -dos victorias-.

En la Vuelta, en cambio, ‘sólo’ consiguieron el tercer puesto del podio, pero sin ninguna victoria parcial. José Herrada tuvo un rendimiento soberbio, al igual que el siempre cumplidor Szmyd. Igual plaza logró Valverde en el Mundial, donde venció el portugués Rui Costa, estrella del Tour. El luso se hizo también con la Vuelta a Suiza, por segundo año consecutivo, además.

Entre las rondas de la máxima categoría se hicieron con País Vasco. Ya de inicio tocaron con los dedos el Tour Down Under, donde el jienense Javi Moreno -ganador de la Vuelta a Madrid- fue batido por poco margen por el joven Slagter. Cerraron octubre y el circuito con el Tour de Pekín, ganado por Intxausti. La Vuelta a Burgos, por otra parte, cayó del lado de Quintana; Castilla y León del de Rubén Plaza.

Se han echado de menos los triunfos de sus velocistas. Rojas, Sanz y Ventoso no lograron levantar los brazos en todo 2013. Con Lobato se espera que se reactive esta sección.

Sobre todo, el mayor reto es conseguir el primer puesto en una gran ronda. ¿Posible? Por nombres sí. Ya han estado cerca, aunque les falta un paso de protagonismo, justo lo que sí fueron capaces de hacer en los Pirineos del Tour. En la Vuelta trataron de dinamitar, pero ahí fue el líder lo que les falló. Valverde no era el más fuerte. En el Tour sí tenían al más fuerte, al menos en la última semana.

Más noticias:

Nibali, il piccolo motore (la historia de un romántico)

Alex Dowsett, el expreso de Essex

¿Volveremos a ver al mejor Gilbert?

Lucha en el barro entre Evans y Vinokourov: Montalcino 2010

Un ciclón llamado Contador

La primera guerra Valverde – Quintana

Mikel Landa en el Giro de Italia

El final de la historia de Hinault -1985 y 1986- (parte V)

Merkabici App

Thibaut Pinot y el túnel del viento

Luis Ocaña, a una caída de David

Alberto Martínez, el reloj de Euskaltel

¿Por qué equipo fichará Samuel Sánchez?

El método Banesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.