,

Lucha en el barro entre Evans y Vinokourov

Uno de los últimos espectáculos que la épica ha traído al ciclismo. La polémica inclusión del llamado sterrato en la edición 2010 del Giro de Italia elevó el número de críticas hacia la carrera debido a que gracias a la coincidencia con unas pésimas condiciones climatológicas hubiese logrado poner en riesgo la integridad de los deportistas. Puede ser. Pero también es cierto que en esas circunstancias se vio un espectáculo único, imprevisible, donde de minuto en minuto no se sabía qué iba a suceder.

Evans, vestido de arco iris pese a que en las fotos no lo parece, ganó la partida a Vinokourov en el sprint final. Basso y Nibali cedieron debido a una caída en un tramo de asfalto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.