Vuelta a Madrid: Progresa adecuadamente

La semana pasada Madrid tuvo el privilegio de acoger la 31 edición de la Vuelta a la Comunidad de Madrid. Que una prueba internacional se celebre siempre es buena noticia y más aún cuando mirando el palmarés de la prueba vemos que por ejemplo hace cuatro años no se disputó.

Movilizar una ciudad como Madrid no es fácil, pero viendo cómo se dio la prueba, la repercusión, cartel y cobertura que tuvo, sin lugar a dudas hay cosas mejorables.

Es cierto que la Vuelta a Madrid  es una carrera de categoría 2.1 y no es World Tour, por lo tanto es obvio que los mejores equipos del mundo, aunque nos gustaría, no iban a estar aquí. Salvo el Movistar Team que fiel a estar en prácticamente todas las carreras profesionales que se dan en España, puso el toque mediático y de World Tour en la ronda madrileña.

También es cierto que la carrera coincidía en su inicio con el arranque del Giro de Italia e incluso coincidió con el Tour de Yorkshire, por lo que muchas escuadras no podrían logísticamente haber acudido a esta Vuelta Ciclista Internacional. Ahí no hay nada que reprochar, lo que sí creemos que es mejorable es la participación. En España sólo hay un equipo World Tour y ahí estuvo Movistar con un ocho de salida bastante competitivo con corredores como Barbero, Arcas o Bennati. Acompañaron al conjunto telefónico Caja Rural con Pardilla o Lluis Mas y luego Burgos BH y Euskadi Murias. Incluso Team Euskadi con su maillot naranja nos transportó a años y hazañas de hace quince años. Hasta ahí todo correcto.

El resto de escuadras, a parte del proconti Manzana Postobón con Duarte como jefe de filas y jóvenes promesas como Sergio Andrés Higuita, fueron equipos de la tercera categoría que si bien cumplieron como los portugueses del Vito Feirense con el luso Edgar Pinto que se llevó la general, o Medellín con el colombiano Caicedo que acabó tercero y con el eterno Óscar Sevilla compitiendo tras su atraco de hace dos meses, no ofrecieron el espectáculo que se esperaba.

Se echó de menos más equipos continentales profesionales. Cofidis, Aqua Blue, Wanty, Delko, Team Vital Concept… habría estado bien ver aquí a algunas de esas escuadras aunque no fuera con sus primeros espadas.

Y desde aquí reconocer la labor y trabajo de la Federación Madrileña de Ciclismo, pero también se hizo corto. Eso significa que deja buen sabor de boca, pero también que hay cosas por mejorar. Estaría bien intentar otra etapa. Entre tres y cinco, incluso una CRI o cronoescalada aprovechando la Casa de campo y el Cerro de Garabitas, por ejemplo. Y hacer diferencias dado  que el “puestómetro” como el año pasado, fue clave para dilucidar el vencedor y se necesitan, desde mi punto de vista, hacer diferencias para separar puestos; los diez primeros acabaron con el mismo tiempo. Y eso le resta calidad a la prueba.

Otra cosa buena fue la cobertura de “La Otra”, segundo canal de Telemadrid con un gran seguimiento y buena cobertura incluso contando con los acertados comentarios de Miguel Ángel Martín Perdiguero.

La Vuelta a Madrid necesita crecer y que corredores importantes la disputen. Valverde, Quintana, Landa o Rui Costa han pasado por aquí. Nombres así llaman a la afición y atraen a los patrocinadores. Y sin duda el seguimiento sería mejor repercutiendo en el nivel y espectáculo ofrecido, la cobertura, y más equipos y corredores se atreverían a venir a Madrid.

O también se podría buscar otra fecha que no coincidiera con otras carreras potentes si es que esa es la causa de que ciertos equipos no puedan venir.

Creo que del 4 al 6 de mayo se ha visto un buen espectáculo por la capital de España. Pero esta carrera, puede dar más.

Sergio Andrés / @entrebiciybalon

Fotografías: Iván Marcos Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *