, ,

CUANDO EL TOUR TERMINA EN 9: UN VIAJE EN EL TIEMPO

En 2019 se cumplen 60 años del triunfo de Federico Martín Bahamontes en el Tour de Francia. Desde entonces hasta nuestros días, hacemos un pequeño recordatorio saltando de década en década sobre las ediciones de la ronda gala con año acabado en “9”.

TOUR 1959: BAHAMONTES CONSIGUE EL PRIMER TRIUNFO ESPAÑOL EN PARÍS

Al toledano le tuvo que convencer el mismísimo Fausto Coppi de que hiciera el intento de disputar la clasificación general del Tour de Francia. Y es que Federico Martín Bahamontes había puesto el foco con anterioridad únicamente en el Gran Premio de la Montaña, proclamándose vencedor del mismo en 1954 y 1958, en pugna y alternancia con el otro gran escalador de la época, el luxemburgués Charly Gaul. Pero en aquella edición del 59, además de la montaña, Bahamontes se vistió de amarillo en la ciudad de Grenoble para no soltar la sagrada túnica hasta París, donde venció el Tour de Francia por delante de los locales Anglade y Anquetil, el gran campeón normando. Días antes el español además se hizo con el triunfo en la cronometrada al Puy de Dome

TOUR 1969: COMIENZA LA HEGEMONIA DE EDDY MERCKX

Ya había sido Campeón del Mundo. Ya había ganado el Giro de Italia. Ya había vencido en la San Remo en tres ocasiones y había triunfado en Flandes o Lieja. Su llegada al Tour de Francia quizá se hizo esperar pero en su debut en la ronda gala acababa de cumplir 24 años. Aquel joven belga llamado Eddy Merckx iniciaba su célebre trayectoria como “Caníbal” también en el Tour, con su poderosa escuadra, el Faema, venciendo en la crono por equipos de la tercera jornada y dando un primer aviso en forma de amarillo. Perdió el liderato algunas jornadas para recuperarlo en el Ballon de Alsacia y no dejarlo hasta París. Cuatro etapas más y todas las clasificaciones secundarias fueron el resto del botín del ciclista de Bruselas, que aventajó al segundo en la general, el francés Roger Pingeon, en casi dieciocho minutos. Para el recuerdo su exhibición entre Luchon y Mourenx, sacando más de siete minutos a sus perseguidores.

TOUR 1979: EL SEGUNDO DEL REINADO DEL CAIMAN HINAULT

Bernard Hinault dominó con mano de hierro la edición de 1979 de la Grande Boucle. Su segundo triunfo se cimentó principalmente en las etapas contra el cronometro, pero igualmente no dejó títere con cabeza en las jornadas de montaña, e incluso el ultimo día en los Campos Elíseos donde firmó una sensacional victoria en lucha con el neerlandés Joop Zoetemelk. Precisamente Zoetemelk fue el único que pudo inquietar en algún momento al “Caimán” de Bretaña, cuando cogió el liderato en la etapa de Roubaix, jornada de adoquines, y con su triunfo en la cima del Alpe d´Huez, sin embargo el bravo ciclista del Renault se mantuvo firme en su determinación de vencer en la clasificación final de la carrera francesa, algo que en años venideros iba a hacer en tres ocasiones más.

TOUR 1989: 8 SEGUNDOS DECIDEN UNA EDICIÓN INOLVIDABLE

Es difícil afirmar esto pero muchos expertos coinciden en que fue el mejor Tour de Francia de la historia, por lo menos de la más reciente. Y es que en esas intensas tres semanas se pudo ver de todo para decidirse el vencedor por ocho miserables segundos. Todo comenzó en Luxemburgo con el célebre despiste del vencedor del año anterior, Pedro Delgado, en el prólogo, llegando tarde a la línea de salida, lo que le hizo perder un tiempo precioso que a la postre iba a lastrar sus posibilidades al triunfo, el segoviano se repuso con una gran remontada y consiguió acabar en tercera posición. En los dos primeros puestos Greg Lemond y Laurent Fignon, un duelo legendario, con alternancias en el maillot amarillo, y con el desenlace de la crono entre Versalles y París, donde el americano y su manillar de triatleta dejaron a Fignon y a toda Francia sin aquel Tour de Francia, como ya se ha dicho por solo 8 segundos. Difícil, quizá imposible resumir en pocas líneas aquella Grande Boucle

TOUR 1999: EL INICIO DE LA ERA ARMSTRONG. EL CAMPEÓN DE LA MENTIRA

Un héroe americano. Una historia de película. El hombre que vence a un cáncer que a punto está de ser mortal. Después de la edición de 1998 con los terribles sucesos del Caso Festina, el ciclismo parece ver la luz con Lance Armstrong y su US Postal. Vence en el prólogo, machaca en Sestriere, pulveriza el crono en Metz y en Futuroscope, reina de amarillo en los Campos Elíseos de París. El triunfo de un humilde chico de Texas, que deja atrás la enfermedad y gana la carrera más importante del mundo con una determinación y un coraje a la altura de pocos. El resto del relato es tristemente famoso y sabemos cómo termina, mentiras y una trama que años después sale a la luz. En aquel Tour de Francia vimos también a Alex Zulle  naufragar en las aguas del Passage du Gois, perdiendo muchas opciones y a pesar de ello clasificarse en segunda posición detrás del americano. También el triunfo de Fernando Escartín en la estación de esquí de Piau Engaly tras una gran escapada y su ansiado podio en Paris ocupando la tercera plaza.

TOUR 2009: ALBERTO CONTADOR CONTRA EL MUNDO

Alberto Contador regresaba al Tour de Francia después de la ausencia de él y su equipo, el Astana, en la anterior edición. Pero la noticia fue sin duda la vuelta de Lance Armstrong a la competición tras tres años retirado de la misma, y le tocó compartir equipo con el propio Contador, teniendo en Astana al que fuera su director en US Postal, el belga Johan Bruyneel. Una bomba de relojería que comenzó su estallido en la tercera etapa cuando camino de La Grande-Motte un corte debido al viento deja por delante al americano con varios compañeros de equipo y este ordena tirar sabiendo que Contador marchaba por detrás. Fueron varios días de tensión en el seno del conjunto Astana con una mayoría del equipo en favor del tejano y en contra de Contador. Después de unos Pirineos descafeinados donde se pudo ver algo más ofensivo a Contador en la ascensión andorrana de Arcalis, llegaron los Alpes, y la etapa de Verbier en tierras suizas. El corredor de Pinto vencía en la cima de forma contundente dejando claro en la carretera quien era el líder del Astana y del Tour de Francia, que días después iba a sentenciar con una magistral contrarreloj en los alrededores del lago de Annecy, superando incluso al suizo Fabian Cancellara, el gran especialista del momento. En el podio de París acompañaron a Contador, el luxemburgués Andy Schleck y el propio Armstrong, desposeído tiempo después de este resultado y de todos los anteriores después de su enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *