,

Delgado, Pino y el pendiente de Millar

Los grandes duelos vividos en las Vueltas de los 80 fueron sencillamente apasionantes. El duelo entre español y extranjero se vivía como algo personal, como una batalla propia. Con televisión en directo, nadie se perdía esas etapas clave.

En la Vuelta de 1985 nació el mito Perico Delgado con su ya conocido ataque en el descenso de Navacerrada junto a Pepe Recio, coronado en Segovia como ganador de etapa y vistiendo de amarillo al local entre el júbilo del público.

Millar y sus directores cometieron dos fallos. El primero fue despreciar la ayuda del modesto equipo de Luis Ocaña, que, orgulloso, no dudó en correr kamikaze contra el equipo del líder, al que debilitó a base de ataques a lo largo de aquella última oportunidad de montaña. Solo se quedaba el líder y ante tal circunstancia, corredores alejados en la general atacaban buscando la fuga milagrosa. Y llegó. Tanto que las lágrimas en meta recordaban irónicamente -conocido el desenlace final del corredor escocés, ahora de sexo femenino y respondiendo al nombre de Phillipa York- a la conocida frase de “llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”.

No contento con ello, volvería en la próxima edición con más determinación que nunca. Quería ganar la Vuelta a toda costa. En la ascensión a Sierra Nevada, con Pino como líder ya desde la crono de Valladolid, el británico lanzó un ataque desde la base que dejó la carrera temblando. La diferencia era pequeña y el segundo de 1985 se alejaba en la distancia del gallego.

Pero Pino tenía un as guardado en la manga y no se dejaría vencer tan fácilmente. Fue de menos a más hasta que superó al ciclista del pendiente, tan atípico entonces, y le dejó atrás. Aún quedaría la ascensión a Las Palomas, donde una huelga dejó en empate aquella etapa, y la crono final. En ella Pino se defendió como gato panza arriba y se hizo con la victoria parcial y con la general. Primer -y único hasta la fecha- gallego en hacerse con esta carrera.

Tal fue la gesta que regaló su bicicleta y ahora se expone con asiduidad en eventos ciclistas (ver imagen) en su pueblo, Ponteareas.

2 Responses
  1. Delio Rodriguez, gallego de Ponteareas gano la vuelta a España de 1.945, siendo el primer gallego en lograrlo siendo además el ciclista con mayor numero de victorias de etapa de la historia de la Vuelta, al contar con un total de 39 triunfos

    Asimismo, su hermano menor Emilio Rodriguez, gano la de 1.950, siendo por tanto erronea la afirmación de que Alvaro Pino fue el Primer -y único hasta la fecha- gallego en hacerse con esta carrera

    Un saludo

    1. Toda la razón. Muchísimas gracias por el apunte. Pedimos disculpas por tan lamentable errata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *