,

Passo Gavia, el invierno del mundo

Es uno de esos puertos que dan miedo con sólo escuchar su nombre. El passo del Gavia (ver altimetría) posee una longitud de 20,7 kilómetros para superar 1366 metros y elevarse hasta los 2.621 metros tras una pendiente media del 6,6% y muchos tramos por encima del 10% a lo largo de toda la subida. Numerosos cambios de paisaje, de laderas, de fisonomía del propio asfalto. 

Pero no ha sido su dureza lo que le ha hecho legendario, sino las historias que se han vivido las veces que ha sido protagonista del Giro de Italia. Es un puerto relativamente nuevo en el ciclismo. Su primera presencia en la carrera transalpina está fechada en 1960, haciendo cima el primero el italiano Massignan. Han sido hasta la fecha once subidas programadas al puerto, aunque en dos de ellas se tuvo que suspender.

Entre su estreno y su segunda aparición en el recorrido pasarían veintiocho años. 1988 fue el episodio más épico e histórico que tal vez haya vivido el ciclismo. Curiosamente una etapa corta, pero maltratada por la nieve y el frío. Gélido fue ver a Van der Velde y cómo pese a contar con una gran ventaja por el paso, no pudo levantar los brazos. El frío le había atenazado.

Sólo un año después se suspendió la etapa al igual que en 2013. Siempre la nieve. En 1996 la etapa del Gavia decidió el Giro de nuevo, saliendo con Olano como líder y finalizando con Tonkov como dominador definitivo del rosa. Desde entonces poco ha decidido, aunque en sus rampas se han visto pequeñas batallas muy interesantes.

De nuevo las malas condiciones penalizaron la etapa de 2013 camino de Val Martello, que ha repetido en este 2014, pero cuya etapa, visto el historial, puede correr peligro. Mayo es mes de nieves en la alta montaña y el Gavia es de las más altas de Europa. Un paso que se equipara a Galibier, Bonette, Stelvio o Iseran como uno de los más elevados y que sólo por ello se expone aún más a factores que pueden provocar un ciclismo de aquel que parece que se ha perdido.

Más noticias:

Quintana se exhibe en el Tour de San Luis

Los cuatro mejores días de Miguel Indurain

La juventud de Cadel Evans

Tony Gallopin, preparación de vuelta de tres semanas

Faustino Rupérez, el gran éxito de Mínguez

Diego Ulissi, ¿un nuevo Cunego?

El caso Quintana

Gorka Izagirre, garantía de regularidad

Recorridos ciclistas: Sanabria, la ley de la frontera

Simon Gerrans, profeta en su tierra

Laiseka, Abantos y Euskaltel

¿Quién es Julián Arredondo?

Porte, los últimos retos en Sky

Bouet, el último rebelde

Malga Palazzo, el puerto más extremo del mundo

Wiggins: ¿acierto o error?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.